Comparativa cascos abatibles: Shoei Neotec vs Schuberth C3 Pro

Hay ciertas cosas por las que merece la pena apostar fuerte. Por supuesto, nuestra seguridad y comodidad cuando viajamos en moto son dos factores tan fundamentales que a menudo lo más apropiado es darles absoluta prioridad. Y aquí es donde entran el Shoei Neotec y el Schuberth C3 Pro, dos cascos que cubren las necesidades de esos clientes que sólo buscan lo mejor. 

Ambos cascos son las joyas de cada marca y ofrecen las soluciones más innovadoras de entre los abatibles de uso turístico, y lo logran con un peso realmente contenido dentro de su segmento (1.600 gr. aprox). Así pues, son dos cascos que te hacen la vida más fácil, ya sea en un atasco como en un largo viaje, aunque cada uno con sus armas y a su manera. Veamos cuáles son los puntos fuertes cada uno y sus principales diferencias.

Calotas

Tanto el Shoei Neotec como el Schuberth C3 Pro optan por calotas multi-composite con varias capas de fibra y espuma EPS de última generación para asegurar los niveles más altos de absorción y rigidez. El Neotec, por ejemplo, maximiza la seguridad y la confianza del motorista con una calota de 5 capas, de las cuales la primera y la última son de fibra de vidrio, la segunda y la penúltima de fibra orgánica, y la central de fibra orgánica 3D. De modo parecido, el C3 Pro se sirve de capas de su fibra S.T.R.O.N.G., que viene a ser fibra de vidrio con una resina especial comprimida a presiones muy altas para conseguir una resistencia óptima y una alta flexibilidad.

Detalle de las calotas interiores de los cascos

Asimismo, para albergar el visor solar Shoei ha optado por aumentar ligeramente el volumen de la calota en esa zona concreta, si bien el Schuberth lo integra sin que se note en la forma de la calota exterior.

Comunicación

Los dos cascos permiten integrar fácilmente sistemas de radio y demás dispositivos de comunicación o GPS. El C3 Pro, por ejemplo, cuenta con el sistema Schuberth SRC-System fabricado por Cardo que utiliza las antenas integradas en la calota para reforzar la señal de radio y la conexión vía Bluetooth. Así, en la parte posterior encontramos el enchufe para conectar dicho sistema SRC, que, básicamente, nos permite comunicarnos simultáneamente con dos motoristas más, conectar el teléfono móvil, el MP3, el GPS o la radio, pudiendo también controlar todas estas funciones con la voz, además del siempre útil controlador de volumen automático según el ruido exterior. 

Por su parte, el Shoei Neotec permite la instalación del sistema SHO-1, también muy rico en posibilidades. Con todo, las opciones disponibles en este caso son muy parecidas, si bien destaca su gran alcance de hasta 1.600 metros, así como la posibilidad de enviar señales de audio a grupos de hasta ocho motoristas.  No obstante, la gran diferencia es que en el Shoei instalaríamos todos los mecanismos en el lateral de la calota exterior, mientras que en el Schuberth quedarían integrados en la parte inferior del acolchado. 

Cardo suministra dispositivos de comunicación específicos para ambos modelos

Mentonera

También vemos diferencias relevantes de estilo en la zona de la mentonera para combatir la fuerza del viento. En este sentido, si en el C3 Pro destacan las dos aletas deflectoras en la parte inferior de la mentonera, el Shoei recurre a un generador de depresión (Vortex Generator) que crea una pequeña turbulencia en esta zona que impide la entrada de aire y de ruido.

Por otro lado, vemos otras diferencias en el sistema de apertura de la mentonera. En el C3 Pro, por ejemplo, dicho sistema queda más escondido a la vista al quedar emplazado en la parte más inferior de la mentonera; en el Neotec, en cambio, el sistema queda situado justo debajo de la entradita de aire y es más visible, destacando su facilidad de uso incluso con los guantes puestos.

El sistema de apertura de la mentonera de cada casco se acciona fácilmente con los guantes puestos

Interior

Estamos ante dos cascos de la gama más alta, por lo que no es de extrañar que los interiores sean realmente agradables al tacto y que en las formas de sus acolchados y en la sensación de calidad de todos sus acabados se perciban las muchas horas de investigación y desarrollo. Por supuesto, todos los acolchados se pueden desmontar para un lavado fácil, e incluso las fundas de las correas de sujeción, notablemente más acolchadas que en los cascos deportivos, también son desmontables para facilitar su mantenimiento.

Detalle de los acolchados de los dos cascos

En cualquier caso, la zona del cuello queda más cubierta con el C3 Pro, consiguiendo de esta manera reducir la entrada de aire por esa zona y bajar el nivel de ruido hasta mínimos históricos (82dB). El Schuberth, además, incluye dos zonas reflectantes en la parte inferior más visible del acolchado, lo que supone una ayuda siempre bienvenida en aras de nuestra visibilidad y por tanto, de nuestra seguridad. Por su parte, el Shoei exhibe el diseño de sus acolchados tan característico y que tanto gusta, y todo con el añadido de que en este caso el volumen de los acolchados es mayor y, en conjunto, todo está aún más cuidado que en los cascos deportivos de la marca japonesa.

Ventilación

En este tipo de cascos, de uso claramente turístico, es igual de importante el nivel de ventilación como las posibilidades de regular el flujo de aire de la manera más sencilla posible para que lo podamos hacer igualmente con los guantes puestos. Naturalmente, estos dos cascos tienen sendas entradas de aire integradas en la parte superior de la calota -ambas con tres posiciones- aunque, en el Shoei, también vemos un orificio de salida en la parte posterior de la calota para el aire caliente, lo que ofrece una ventilación del más alto nivel.

Detalle de las entradas de aire que disponen ambos cascos en la calota

También en la mentonera encontramos una entrada de aire muy fácil de abrir y de cerrar. Tanto, de hecho, que nos basta con la punta del dedo índice para llevar a cabo esta acción tan habitual en los viajes. Además, como es habitual, ambos cascos cuentan con canalizaciones de aire integradas perfectamente en la calota interior que dirigen y expulsan el aire caliente hacia el exterior, logrando de esta manera un equilibrio óptimo entre ventilación e insonorización, si bien es cierto que el Shoei se decanta un poco más por lo primero y el Schuberth por lo segundo.  

Visera

Una buena visera debe ofrecer un ajuste perfecto que no permita la entrada de aire y, al mismo tiempo, tiene que ser fácil de abrir y cerrar por parte del usuario. Por ello, el Shoei sigue fiel a su visera por excelencia con el sistema de apertura en el lado izquierdo, aunque en esta ocasión presenta una versión aún más insonorizada (CNS-1) y con el campo de visión mejorado respecto a la que montaba su predecesor, el Shoei Multitec.

Por otro lado, el C3 Pro tiene dicho sistema en ambos costados, lo que hace más fácil esta acción tan rutinaria a todos los motoristas, independientemente de que sean zurdos o diestros. Aún así, donde los alemanes han puesto los mayores esfuerzos ha sido en mejorar el sellado de la visera, logrando de este modo potenciar aún más la que es, sin duda, su característica más preciada: la insonorización.

Las viseras de ambos cascos proporcionan un óptimo aislamiento y un mayor campo de visión

Tanto el Shoei como el Schuberth ofrecen como accesorio la pantalla antivaho Pinlock para que la visión siempre sea la óptima incluso en los meses de más frío. Ambas viseras tienen tratamiento anti-rayadas y antivaho. 

En cuanto a los visores solares, la única diferencia destacable no es otra sino la posición del sistema de accionamiento que, todo y encontrarse ambos en el lado izquierdo del casco, están localizados en distintas áreas de éste. Los dos permiten un ajuste de posición muy rápido e intuitivo, mientras que la visera solar ha sido diseñada con tratamiento anti-rayadas en el caso que queramos circular con la visera principal completamente levantada. El visor solar de ambos cascos son extraíbles y recambiables.

Ambos cascos disponen de visores solares integrados en la calota y con tratamiento anti-rayadas

Otros accesorios

Con todo, aún hay ciertos detalles que marcan diferencias entre estos dos cascos turísticos de gama alta. Así pues, el Shoei destaca especialmente, tanto de sus predecesores como de la competencia, por incorporar un cierre micrométrico de acero. En cambio, el C3 Pro se decanta por el más tradicional cierre de plástico, aunque su rigidez es igualmente óptima.

Detalle del mecanismo de cierre de ambos cascos

Por otro lado, el C3 Pro ofrece una solución ingeniosa que puede dar un punto más de seguridad en caso de accidente y que consiste en un sistema de tiras A.R.O.S. (Anti-Roll-Off-System) que evita que el casco se pueda soltar por detrás de la cabeza, al tiempo que reduce el riesgo de contacto entre la mentonera y la barbilla o garganta del piloto e incluso puede reducir la gravedad de una lesión producida por el contacto del casco con la caja torácica.

El Shoei Neotec viene con el deflector de respiración, el visor Pinlock, la funda, el manual del usuario del casco y el aceite de silicona como accesorios incluídos. El C3 Pro, por su parte, incluye las tapas de la visera, manuel del usuario, funda y Pinlock.     

Finalmente, el Schuberth ofrece una gran variedad de colores en su gama de viseras opcionales, de la misma manera que el Shoei ofrece una gama más completa y variada de colores de calota.

Encuentra el casco Schuberth C3 Pro al mejor precio en nuestra tienda online

Encuentra el casco Shoei Neotec al mejor precio en nuestra tienda online


Compartir.