¡Equípate para el Gran Premio de Catalunya!

Detrás de un evento como un Gran Premio hay decenas de miles de motos que recorren muchos kilómetros para asistir y compartir con el resto de aficionados el ambiente de las carreras. Y para que el viaje hacia el circuito sea un agradable recuerdo debemos tener en cuenta algunos detalles que nos ayudarán a que la ruta hacia el GP sea un éxito. Aquí van nuestros consejos:


Ir bien equipado es fundamental

La lluvia

Ten en cuenta que aunque haga un sol de mil demonios durante toda la ruta, puede llegar una nube cargadita en cualquier puerto de montaña y echar al traste nuestro viaje en tan sólo cinco minutos. Llevar un traje de lluvia en el equipaje evitará que tengamos que viajar mojados e incómodos durante el resto de la ruta. 

El casco

Llevemos el casco que llevemos, es esencial que nos sintamos cómodos en él. Muchos de los moteros que realizan largas rutas utilizan viseras ahumadas para protegerse de la luz solar. Si eres de los que utilizan este tipo de viseras, deberás tener en cuenta de que estas pantallas no están homologadas para circular de noche. Ya os podéis imaginar la gracia que hace ir con la visera abierta completamente y con la boca bien cerrada para que no entren insectos… Si tienes opción de cargar con la visera clara en el equipaje, bien; y si tu casco incorpora visor solar, aún mejor.

¿Mono o cordura?

Una de las preguntas más típicas que nos hacemos. En los viajes largos se recomiendan las prendas de cordura o materiales técnicos a los trajes de piel, ya que ofrecen más comodidad en marcha, tenemos más movilidad una vez nos bajamos de la moto, además de disponer de bolsillos muy útiles y materiales ventilados, transpirables e igual de resistentes a los golpes y la abrasión; así que si puedes escoger, no lo dudes. En cuanto a las botas, es recomendable utilizar un calzado cómodo, por lo que las botas de turismo o touring son las más adecuadas. Los guantes de piel son los más recomendables en verano siempre que la lluvia no aparezca.

La climatología en rutas largas es imprevisible, por lo que hay que estar preparado para cualquier situación climática adversa

Tu moto, siempre a punto

Revisar la moto antes de salir de viaje es algo que no hace falta recordar. Pero sí que deberemos prever algunos detalles, como el desgaste de los neumáticos, la última revisión que hicimos a la moto o el estado del kit de transmisión o arrastre.

Para un neumático con prestaciones deportivas, un viaje de 1.000 kilómetros puede suponer entre un cuarto y un tercio de su vida útil, así que calcula siempre el desgaste que pueden sufrir tus gomas antes de partir. Ten en cuenta también que en muchas motos deportivas o de altas prestaciones se recomienda hacer el cambio de aceite y filtros cada 5.000 kilómetros. Por otro lado, deberás revisar también el estado del conjunto cadena, piñón y corona, más conocido como el kit de arrastre o transmisión. Asegúrate de que la tensión de la cadena es la correcta y de que está engrasada.

Nuestra moto siempre debe estar a punto pero debemos poner especial atención antes de realizar un viaje o ruta larga 

Echa una ojeada al estado de las pastillas de freno delanteras y traseras y repasa el estado de los cables de embrague y de gas, si dispone. Con el motor frío y en una superficie horizontal, comprueba el nivel de aceite de la moto. Repasa también las bombillas de la moto y ten siempre un recambio a mano, sobretodo del alumbrado de corto alcance. Fíjate en la tornillería básica de tu moto, en cómo acceder al alumbrado y a la batería en el caso que tuvieras que reemplazarlas y escoge muy bien las herramientas necesarias para hacer estas operaciones. Añade a estas herramientas unas cuantas bridas y un tubo de plástico con el que "tomar prestada" la gasolina de otro compañero motero en el caso de quedarte sin combustible. Por último, hazte con un kit repara-pinchazos y lee las instrucciones atentamente. Piensa que todo esto te puede ahorrar tiempo y dinero. Antes de partir y con la moto cargada, revisa las presiones de los neumáticos.

Cualquier duda que tengas en este apartado y si no eres mecánico de profesión, te aconsejamos que acudas al taller de confianza para que le hagan un repaso a tu compañera de viaje.
 

Cómo optimizar la carga en moto

Para viajar en condiciones necesitamos que nuestro equipaje esté bien distribuido y sujeto en la moto. Dependiendo del tipo de moto y la cantidad de equipaje, podemos usar desde las redes o arañas, que es el sistema más rudimentario y que se adapta a cualquier sitio, hasta las maletas sobre-depósito o laterales, alforjas y baúles específicos.

Los objetos más pesados deberemos colocarlos en el fondo de las maletas y éstas deberán estar bien cerradas. A poder ser, las bolsas más pesadas las situaremos en el depósito de la moto y si usamos maletas laterales o alforjas, nos aseguraremos de que haya un reparto equitativo de pesos entre un lateral y otro. Mucho ojo con no dejar colgando las hebillas o cinchas de las bolsas para que éstas no se enganchen con la cadena o las ruedas.

Recuerda también que el tamaño de la carga no puede exceder la anchura del manillar de nuestra moto y que en cualquier maniobra que hagamos con la moto cargada deberemos tener en cuenta de que hemos engordado unos kilos de más y por lo tanto, la distancia de frenado o el radio de giro pueden variar. Si llevas maletas laterales y eres de los que circulan entre coches, vigila tu nueva anchura: los retrovisores de los coches están en juego.

La moto no es un vehículo de carga, por lo que deberemos ser muy cautos a la hora de escoger lo que queremos llevarnos con nosotros. El secador de pelo con turbina de 4.000 watios de nuestra chica, por poner algún ejemplo, sería una de las cosas que deberíamos evitar llevar. Consulta siempre en el manual del usuario el peso máximo autorizado de tu moto y recuerda que el peso del conductor y del acompañante se deberá sumar como carga adicional de la moto.

Entre el equipaje deberías contar también con un kit de primeros auxilios: lo más recomendable es hacerte con un kit completo ya empaquetado, que dispone de todo lo necesario.

La distribución de pesos es muy importante a la hora de viajar cómodamente en moto

¡En marcha!

Tenemos la moto cargada hasta los topes y nosotros estamos muy ilusionados con la aventura que vamos a realizar. Y para que esta alegría no decaiga a medida que vamos recorriendo kilómetros, os planteamos una serie de consejos para que el confort en marcha sea máximo.

Para empezar, deberemos colocar todos los objetos de valor y que podamos usar durante el recorrido, como cartera, móvil, mapa o cámara de fotos en un sitio de fácil acceso, que esté a la vista en todo momento y que nos lo podamos llevar fácilmente con nosotros en las paradas, por lo que la bolsa sobre-depósito es la más recomendable. Aparte de las tarjetas de crédito es aconsejable llevar dinero en metálico: hay establecimientos que no aceptan tarjetas como método de pago.

La equipación de lluvia deberá estar en un sitio de fácil acceso, así como los papeles de la moto, móvil y cartera en bolsillos impermeables. Si utilizas GPS, acuérdate de desconectarlo en las paradas para que no consuma batería. Hay moteros a los que les gusta improvisar a lo largo del recorrido. Otros salen de casa sabiendo dónde pararán a repostar, a descansar a comer y a dormir. En el caso de un Gran Premio ten en cuenta que se suelen colapsar todos los hoteles y restaurantes de la zona por la aglomeración de gente, así que sé previsor y prepárate un poco el viaje… ¡no cuesta tanto y lo vas a agradecer!


Compartir.