Guantes de Invierno Calefactables

Para aquellos usuarios que no quieren renunciar a las dos ruedas durante el invierno, ya sea por motivos laborales o simplemente porque les gusta curvear todos los fines de semana, aunque llueve, nieve o haga frío, los guantes calefactables son una solución para que las manos no sufran en exceso. Hoy vamos a analizar algunos de ellos.

Los guantes calefactables son aquellos guantes capaces de desprender calor por sí mismos, ya sea con la ayuda de una batería independiente o mediante la conexión a una toma de corriente (de 12V o a la misma batería de la moto). Este tipo de equipación es una gran alternativa o hasta un complemento de los puños calefactables.

El diseño de los guantes calefactables es el típico de unos guantes de invierno: su máxima prioridad es mantener un correcto aislamiento del frío exterior y del agua, a la vez que ofrecer la protección adecuada ante eventuales golpes o abrasiones. Como en la mayoría de guantes de invierno, esta mayor protección térmica y el aislamiento provocan que el tacto sea algo menor, debido a que incorporan un mayor número de capas técnicas.

Vista general de los Richa Toronto Heat, con las inserciones de piel en la palma del guante

En este reportaje vamos a analizar un par de guantes calefactables que, a partir de diferentes métodos, consiguen mantenernos las manos y los dedos a la temperatura adecuada cuando vamos en moto. Se trata de los Richa Toronto Heat y los Alpinestars Celsius Heated. Ambos se nutren de una batería para desprender el calor necesario, pero cada uno de manera distinta. Vamos a analizarlos en detalle.

Richa Toronto Heat

Estos Richa son los guantes calefactables "premium" del mercado. Ofrecen calor gracias a una pequeña batería que va alojada en los mismos guantes y que ha sido previamente cargada, por lo que éstos no deben ir conectados a ninguna otra fuente de alimentación mientras conducimos. Son capaces de suministrar calor hasta 4 horas ininterrumpidas. Mediante un botón podremos conectar o desconectar la función "heat" de los guantes o aumentar la potencia de calor de los guantes a "warm". El sistema de calefacción ofrece calor en el puño y en los dedos, además de un refuerzo para la zona del pulgar.

Los Toronto Heat disponen de un botón en la parte superior de la muñeca por el cual podremos conectar y desconectar el sistema de calefacción del guante

Los Richa Toronto Heat disponen de dos pequeñas baterías (una en cada guante) emplazadas en la parte superior de la muñeca, para permitirnos todos los movimientos con la mano sin apenas molestias y se cargan a la corriente gracias a un adaptador a la corriente y al cable que sale de la batería del guante, tal y como podréis observar en la foto de más abajo.

Estos guantes, además de ser calefactables, son unos guantes de moto de invierno, pues disponen de tejido técnico que protegen de la temperatura exterior y aíslan la mano y los dedos, además de incluir inserciones de piel para una óptima protección ante eventuales golpes o abrasiones. También incluyen una capa impermeable y transpirable, además de un forro térmico Thinsulate. Para un óptimo aislamiento de la mano, los guantes poseen un cierre de cordón, manipulable y ajustable con los guantes de invierno puestos. Para evitar un posible descalce del guante, los Richa Toronto Heat disponen de un ajuste mediante cinta en la zona de la muñeca.

Un detalle de los Richa es que estos guantes se comercializan con los adaptadores a la corriente de las distintas zonas del mundo, por lo que con ellos podremos viajar por todo el mundo.

Detalle de todos los accesorios que vienen de serie con los guantes Richa Toronto Heat

En definitiva, los Toronto Heat son unos guantes de motocicleta típicos de invierno que, además de incluir una máxima protección térmica, nos ofrecen la opción de calentar las manos y los dedos en los meses de más frío con sólo apretar un botón. Protección, comodidad y practicidad, todo en uno.

Alpinestars Celsius Heated

Los Alpinestars Celsius son la opción más parecida a los típicos puños calefactables, pues la toma de alimentación se realiza a través de la batería de la moto. El inconveniente de ir conectado a un cable a la hora de circular en moto queda rápidamente compensado por la autonomía ilimitada de calor que nos puede suministrar el guante.

La facilidad de montaje del sistema de calefacción dependerá del acceso que tengamos a la batería de la moto. Tan sólo bastará con atornillar los cables eléctricos en los bornes de la batería. Después haremos pasar el cableado hasta una salida de fácil acceso, como puede ser un lateral del sillín o la base del depósito. Es primordial que la salida del cable esté cerca del cuerpo del conductor, pues el cable deberá pasar por debajo de nuestra chaqueta o de un chaleco diseñado especialmente por Alpinestars (Tech Heated Vest).

Detalle de la conexión del cableado del sistema calefactable de los Alpinestars Celsius Heated con la batería de la moto

Una vez realizada la pre-instalación, sólo tendremos que hacer pasar el cableado en Y por nuestro torso y hacer pasar los dos cables a través de las mangas, de manera que encuentren de manera fácil el acceso a los guantes. El cable debe ir holgado, para permitir los movimientos naturales cuando vamos en marcha. El pre-montaje a la batería nos ocupó unos 5 minutos y sólo debe realizarse un par de veces al año: el montaje en el inicio de la época invernal y el desmontaje cuando ya no sea necesario su uso.

El sistema de cableado ha sido diseñado para ceder y desconectarse en caso de un tirón; de esta manera, si nos bajamos de la moto olvidándonos por completo de nuestra "unión" con la moto, el sistema se desconecta sin mayores complicaciones.

Los Alpinestars Celsius Heated se pueden conectar y desconectar con facilidad, gracias al cable que llevan integrado. Este cable se puede esconder en el interior del guante mediante cremallera, mientras que al disponer sólo de un cable con una salida, la molestia en marcha es mínima.

Detalle del sistema de conexión al guante, que queda protegido en un bolsillo con cremallera

En cuanto a las características técnicas de los Celsius Heated, éstos incorporan la membrana impermeable y transpirable Drystar de Alpinestars. Asimismo, para su confección se alterna un tejido técnico muy resistente a la abrasión con el ante sintético, para una mayor durabilidad y resistencia del guante.

Los Alpinestars Celsius Heated incorporan también inserciones a modo de protección en caso de eventuales golpes o abrasiones. Encontramos una protección sobre moldeado en la zona de los nudillos, así como un refuerzo a modo de almohadilla en la zona superior de los dedos. Asimismo, también encontramos un puente entre el tercer y cuarto dedo, que previene la torsión y la separación de esta zona crítica en caso de impacto o caída. Otros puntos críticos, como la palma, también disponen de refuerzos de piel.

El diseño de los Alpinestars Celsius Heated incluye elementos más deportivos, además de ofrecer un mayor tacto en marcha

En cuanto al confort en marcha, los guantes Alpinestars Celsius Heated incorporan inserciones elásticas en el dorso de la mano, ofreciendo una mayor libertad de movimientos. En este mismo apartado, hay que destacar también el sistema de cierre de la muñeca con doble Velcro, que asegura un cierre ajustable y que evita el posible descalce del guante.

Conclusiones

En este artículo os hemos presentado dos opciones para que ir en moto en los meses de mayor frío no sea un quebradero de cabeza. Los dos guantes incorporan tejidos técnicos impermeables y transpirables, capaces de aislarnos térmicamente del exterior. Eso sí, mientras que los Richa Toronto tienen unos genes 100% invernales y su máximo objetivo es la óptima calidez, los Alpinestars ofrecen un mayor tacto en marcha, además de una mayor protección ante golpes o abrasiones. En cuanto a los sistemas de calefacción de uno y otro, la calidez de ambos es suave y se extiende por todas las áreas de la mano y dedos. Eso sí, los Richa disponen de un punto más de calidez si activamos el modo "warm".

El gran objetivo de los Richa es ofrecer la máxima calidez en periodos invernales y para ello confían en un textil más grueso que los Alpinestars

Por un lado, la independencia de los Richa Toronto Heat nos obliga a cargar la batería a los guantes siempre que queramos usar su sistema de calefacción. La autonomía de 4 horas parece suficiente para la mayoría de los mortales, pero también es un factor a tener en cuenta a la hora de comprarlos. La facilidad de uso mediante botón y las características invernales de los guantes nos asegurarán un invierno bien calentito, por lo menos en manos y dedos. El hecho de incorporar la batería en el interior incrementa su peso.

Por otro lado, los Alpinestars Celsius Heated necesitan de un pre-montaje en la batería de la moto en el inicio de la época invernal y ¡a rodar! Eso sí, deberemos acordarnos de que vamos conectados a la moto mediante un cable cuando necesitemos de calor extra en nuestras manos. Con ellos, no nos deberemos preocupar de la autonomía, pues nos alimentamos directamente de la batería de la moto.
 

Encuentra los guantes Richa Toronto Heat al mejor precio en nuestra tienda online

Encuentra los guantes Alpinestars Celsius Heated al mejor precio en nuestra tienda online


Compartir.