Leatt GPX 5.5 Composite: Tecnología e innovación para el off-road

Tenemos en exclusiva uno de los cascos más innovadores en el segmento del off-road. Se trata del Leatt GPX 5.5, un casco que rompe esquemas con un peso muy ligero (tan sólo 1200 gramos aproximadamente en la talla L) y con una tecnología que favorece la máxima protección y ventilación.

Calota

La composición externa del casco (calota) está fabricada en composite de fibras, que garantiza una gran resistencia ante eventuales impactos y un peso muy contenido. Está fabricada en tres medidas distintas que se adaptan a las seis tallas que se comercializan en el mercado.

Detalle de parte de la calota o estructura externa del casco.

En el diseño del casco se ha buscado conseguir un volumen y un peso mínimos, de forma que se reducen también las fuerzas en el cuello y las rotacionales en la cabeza. Para conseguir este volumen mínimo sin renunciar a la máxima protección, se le inyecta la espuma en EPS (V-Foam) a la calota del casco, obteniendo así una sola pieza capaz de ofrecer una gran rigidez y un peso aproximado de unos 1.200 gramos en la talla L. Además, este sistema permite disipar la energía del plano vertical al plano horizontal, minimizando así las consecuencias negativas de un eventual golpe.

Aparte de la espuma EPS inyectada, encontramos más innovaciones en el casco GPX 5.5. Una de las características es el sistema Leatt Quattro Force Control, por el cual la espuma V-Foam es capaz de absorber y reducir la energía de un impacto, así como la fuerza G que llega a nuestra cabeza. Esto se debe a una disposición de cinco segmentos de espuma de distinta densidad en la calota interna del casco.

Otra de las novedades de este casco es el sistema de turbinas 360º, que se encuentra emplazado entre el EPS y el acolchado del casco. Encontramos once turbinas que son capaces de reducir las fuerzas rotacionales en caso de un eventual impacto, ya sea éste de baja o alta intensidad, entre un 30% y un 50%, reduciendo así el riesgo de conmoción cerebral.

El casco dispone de once turbinas, cuyo objetivo es dispersar las fuerzas rotacionales que se producen en un impacto.

Por otra parte, el casco ha sido fabricado para ser llevado con o sin collarín. En este aspecto, hay que destacar el ángulo de la zona posterior del casco, que ha sido diseñado para ofrecer la movilidad necesaria cuando vamos en moto y a la vez limitar aquellos movimientos que puedan acarrear riesgo de lesión.

El Leatt GPX 5.5 cumple con las homologaciones europeas y americanas y se comercializa en las tallas XS-S-M-L-XL y XXL.

Ventilación

La ventilación del casco es otro aspecto muy cuidado por la marca, pues tanto la calota interna y externa del casco, así como los interiores, trabajan a la par para conseguir la máxima ventilación, ya sea cuando vamos en movimiento o cuando estamos parados.

Para conseguir un flujo de aire constante, el casco presenta cuatro grandes áreas de ventilación, donde no encontramos EPS, que funcionan como entradas principales de aire. El flujo de aire entra sin resistencia alguna hacia el interior, asegurando la óptima ventilación del interior y la correcta evacuación de la humedad.

Detalle posterior del casco con su avanzado sistema de ventilación.

Además de estas entradas principales de aire, existen otras en la parte inferior de los laterales del casco, así como la entrada de la mentonera, que dispone de un filtro en malla 3D extraíble y lavable. Una última entrada de aire está emplazada en la parte superior de la zona de las gafas, que se encarga de canalizar el aire hacia el interior del casco entre el acolchado y el EPS.

Visera

La visera del Leatt GPX 5.5 presenta unos orificios aerodinámicos que nos permiten circular a velocidades elevadas sin que el casco ofrezca una gran resistencia al aire. Asimismo, ésta es extraíble y se puede graduar dependiendo de las necesidades de cada momento.

Interesante el sistema de tornillos (hay 3) que se utiliza para sujetar la visera, con fusible anti rotura. Este sistema permite que en caso de caída frontal la visera se pueda desprender sin dañar al piloto y que los tornillos que puedan quedar unidos a la calota, se puedan extraer mediante otro tornillo, sin necesidad de herramientas extra. Esto es posible gracias a que estos tornillos poseen una llave Allen en su extremo.

La visera cuida los aspectos aerodinámicos y la protección al piloto.

Interiores

Encontramos en el interior del casco unas aperturas generosas que están en permanente contacto con las canalizaciones del EPS, favoreciendo así la óptima ventilación del interior del Leatt.

En cuanto al tejido del acolchado, éste está compuesto por una capa doble: una de espuma Ergo Fit y otra de tejido Moisture Cool; la primera ayuda a un ajuste perfecto del casco, mientras que la otra evacúa el sudor y la humedad interior.

Los acolchados laterales tienen un sistema de extracción de emergencia, con la particularidad de que el sistema es capaz de reducir el grosor de las carrilleras para que la extracción se haga de la forma más segura posible.

El sistema de extracción de emergencia del acolchado permite extraer las espumas de las carrilleras.

Otros detalles

El casco presenta numerosos detalles pensados para ofrecer soluciones en distintas situaciones: es compatible con cualquier collarín que se comercializa en el mercado y ha sido diseñado para incluir un sistema de hidratación de manos libres sin necesidad de habilitar espacio para ello.

Detalle de la pre-instalación del kit de hidratación manos libres del casco.

Las líneas de la calota guardan el espacio necesario para las gafas de off-road y el cierre del casco es el de doble hebilla, el único admitido en los circuitos.


Compra el casco Leatt GPX 5.5 Composite al mejor precio en nuestra tienda online

 


Compartir.