Limpieza y cuidado de los guantes

Los guantes son, después del casco, uno de los elementos más importantes en seguridad activa y pasiva cuando circulamos en moto. Por una parte, protegen las manos y los dedos del viento, la lluvia, la temperatura exterior y del impacto de piedras o insectos. Por otra, en caso de caída o accidente, las manos son una de las partes del cuerpo que quedan más expuestas a golpes y a la abrasión, por lo que es de gran importancia que los guantes respondan eficazmente.

Dependiendo del material con el que están fabricados los guantes, deberemos realizar un mantenimiento u otro. Los guantes de piel necesitan una limpieza específica, así como hidratación a menudo. Lo que te ofrecemos a continuación son unas recomendaciones básicas y genéricas, pero ten en cuenta que prevalecerán SIEMPRE las indicaciones del fabricante, así que lee las instrucciones de cada fabricante atentamente para un correcto cuidado de los guantes.

cuidado guantes motoLa diferencia entre una piel bien cuidada y otra maltratada no solamente es estética, sino que afecta a la protección que nos ofrece el guante.

Los guantes de piel sin tratamiento específico no son muy amigos del agua, así que no son prendas que podamos sumergir en agua o poner en la lavadora. Por lo general, con un paño húmedo con agua caliente y un poco de jabón neutro es suficiente para limpiar los guantes, mientras que el aclarado debe hacerse con agua fría. Por último, una crema hidratante puede sustituir la falta de un producto hidratante específico. Cuando se lavan unos guantes de piel, éstos pueden perder color o suavidad en el tacto, pero la piel no pierde sus propiedades.

productos cuidado guantesExiste un producto de limpieza para cada tipo de material, sea téxtil o cuero, como estos productos de la marca Zeibe.

En el caso que nos haya caído un chaparrón y lleguemos a casa con los guantes empapados de agua, no es recomendable dejarlos cerca de una fuente de calor directa. En su lugar, utilizaremos material absorbente (como papel de cocina o de periódico) y los envolveremos en ellos, cambiando el papel cuando sea necesario. Dejarlos cerca del motor, encima de la estufa o del radiador de la calefacción destroza las propiedades de los guantes. Los guantes deben secarse de manera natural. Tampoco utilices la secadora.

El cuero se deforma con facilidad, por lo que no es recomendable que al bajarnos de la moto, metamos los guantes en el interior del casco. En el caso de que sea algo innegociable, cuando llegues a casa asegúrate de estirarlos bien para que no se deformen.

La aplicación de productos especiales para guantes alragarán su vida útil y mantendrán sus propiedades.

Los guantes textiles por lo general resisten los lavados a máquina. Ten en cuenta de no mezclarlos con ropa delicada y no utilices un detergente agresivo. Los suavizantes tampoco se recomiendan, ya que el suavizante destruye las propiedades de los guantes impermeables.

En el caso de que prescindamos de unos guantes por un largo periodo de tiempo (guantes de invierno o verano, ciudad o campo), es recomendable que éstos se guarden bien limpios y secos en un embalaje o funda con cremallera u otro sistema de cierre efectivo. De hecho, muchas marcas venden los guantes en este tipo de fundas, así que no las tires, pues las puedes necesitar en un futuro.

En la sección de productos de limpieza de Motocard.com puedes encontrar todos los productos que quieras para mantener tus guantes en perfectas condiciones.

Y recuerda que si has sufrido una caída en moto y los guantes han recibido algún tipo de golpe o rozadura, deberemos cambiarlos cuanto antes mejor. Ten en cuenta de que en un accidente o debido a un desgaste muy prolongado, los tejidos y materiales del guante sufren desgarros o tensiones irreparables, por lo que en este caso deberemos adquirir unos guantes nuevos.

 

Compartir.