SIDI Roarr: ruge en la carretera y en el circuito

Las SIDI Roarr son las botas hermanas de las ST y nos ofrecen una deportividad suficiente para entrar en circuito pero también para aguantar un uso continuado en carretera. Y teniendo en cuenta estas prestaciones y su tecnología, presentan un precio más que razonable.

Materiales y construcción

El material principal usado en las Roarr se llama Technomicro. Se trata de una microfibra compuesta por hilos de grosor micromilimétrico, cuyo entramado crea un tejido que simula el cuero pero con mejores valores de resistencia y menor peso. Otras ventajas secundarias de este tejido son: mayor transpirabilidad respecto al cuero y que repele el agua; es decir, no es impermeable pero sí que ayuda a mejorar la estanqueidad de la bota. Esto también facilita su limpieza tras un uso continuado.

Vista general de las botas SIDI Roarr.

Las costuras son dobles en las zonas de mayor tensión (juntas, tobillo, empeine). Existen paneles elásticos interiores para darle al conjunto más flexibilidad, especialmente en la zona del empeine. El interior está realizado completamente en malla de Teflón, pensando en la evacuación óptima de la humedad.

Son unas botas ligeras y cómodas, dos puntos sobre los que SIDI siempre trabaja para mejorar. Realmente se nota que el Technomicro ayuda a mantener la ligereza del conjunto comparado con botas que no usan este material, y este bajo peso también las convierte en unas botas cómodas.

Protecciones

Las SIDI Roarr disponen de multitud de protecciones, como corresponde a unas botas capaces de entrar en circuito: soportes antitorsión en los laterales de tobillo, sistema ‘Vértebra’, creado y patentado por SIDI que protege en tendón de Aquiles. También encontramos un protector de espinilla, talón y deslizadera reemplazables realizados en TPU, además de un protector para evitar el desgaste de la bota en la zona de la palanca de cambio, a la vez que ofrece el tacto necesario en esa área.

Detalle de puntera, con la deslizadera extraíble (izquierda), y del talón (derecha).

Suela

La suela está realizada con un doble compuesto de goma y su dibujo presenta un entramado que combina los canales de evacuación del agua con zonas de contacto para apoyarnos en el estribo. El puente entre el talón y el resto de la suela es muy marcado, lo que hace más cómodo apoyarse en la estribera. La plantilla interior está realizada en nylon y es extraíble.

Vista de la suela de las SIDI Roarr.

Cierres

Las SIDI Roarr tienen como cierre principal una cremallera elástica en el lateral interior de la bota, a la que se accede retirando un panel de Velcro a modo de solapa protectora.

Y para ajustarlas, SIDI confía en el mecanismo de cierre bautizado como Tecno3. Se trata de un tensor situado en la parte trasera de la caña que, mediante una ruedecita, tensa unos cables que nos ajustan la solapa trasera de la caña. Es muy sencillo de usar: giramos la rueda y tensamos hasta conseguir el ajuste adecuado. Luego, mediante dos botones laterales podemos ir soltando la tensión, ya sea punto por punto o totalmente.

El sistema de cierre con tensor Tecno3 queda totalmente integrado en las protecciones de la bota.

El uso de este sistema de ajuste tiene la gran ventaja de estar situado en la parte trasera, dejando libre de cierres la zona del empeine y de la caña, permitiendo mayor flexibilidad en esa área. Finalmente nos gustaría mencionar que hay también una entrada de aire en el lateral exterior de ambas botas, que se regula mediante una pequeña palanca de tipo on/off. Supone una buena mejora del flujo de aire respecto a otros modelos de la marca, y la hace más eficiente en uso totalmente deportivo.

Detalle de la apertura regulable de ventilación (izquierda) y del mecanísmo de regulación del cierre Tecno3 (derecha).

Las SIDI Roarr son el producto perfecto para aquellos que quieren unas botas deportivas aptas para combinar la carretera con el circuito, evitando el tener que comprar modelos exclusivos o específicos de competición. 
 

Compra las botas SIDI Roarr al mejor precio en nuestra tienda online


Compartir.