SIDI Vortice: ingeniería de carreras

Las botas SIDI Vortice son una de las mejores botas deportivas del mercado; un calzado usado en competición por pilotos de MotoGP y SBK por igual: Alex Rins, Bradley Smith, Sylvain Guintoli y un largo etc. Sus puntos fuertes son confort y calidad gracias a una construcción hecha a mano y con los mejores materiales posibles.

Materiales y construcción

Las Vortice están hechas en Lorica, una microfibra compuesta que tiene mejores valores de resistencia a la abrasión y al desgaste que la piel, a la par que es algo más ligera y menos delicada de cuidar, prolongando así la vida útil de la bota. En el interior, las botas están realizadas en malla de teflón, que crea una superficie al estilo del microperforado.

Las Sidi Vortice disponen de una construcción particular: la bota dispone de dos partes bien diferenciadas: la estructura principal, con paneles en acordeón en la zona del empeine y el talón, encargada de ofrecer comodidad y flexibilidad; y un chasis exterior de polímero, formado por dos brazos que basculan, ofreciendo la rigidez y protección necesarias. La gran ventaja de esta particular construcción es que permite reemplazar aquellos componentes dañados o desgastados gracias a un sistema de tornillos.

Protecciones

Si bien el chasis de polímero actúa como protección para los tobillos y la pantorrilla, las Sidi Vortice también disponen de protectores del mismo material en el tobillo y en la puntera, que además está reforzada por una deslizadera de aluminio.

La protección de Poliuretano Termoplástico en la zona del talón es considerable. Dispone de refuerzos interiores adicionales para la absorción de golpes y en el exterior encontramos bandas de goma para ganar en agarre a la moto. La parte superior de la caña también dispone de una protección en TPU para proteger nuestra espinilla. Todas estas protecciones que hemos nombrado también son reemplazables mediante tornillos. Mencionar también la protección en TPU que encontramos en el empeine de la bota, que protege esa zona del desgaste.

Cierres y ventilación

El sistema de cierre de las Sidi Vortice es una solución que hace de estas botas un producto único en el segmento Racing. Mediante un sistema de tensión llamado Tecno Tensioner, podemos ajustar la bota a nuestro gusto gracias a tres reguladores situados en el empeine, espinilla y pantorrilla. Mediante las ruedecillas y un sistema micrométrico, tensamos o destensamos estas zonas hasta conseguir el ajuste óptimo en la bota. Además de este sistema, también disponemos de un panel de velcro en la caña y una cremallera lateral que acaban de optimizar el ajuste.

En cuanto a la ventilación, las SIDI Vortice también cumplen con nota: en la puntera y el lateral encontramos sendas entradas de aire regulables, a las que se unen dos paneles perforados en el lateral interior de la bota.

Suela

La suela SRS de Sidi, realizada en un compuesto de poliuretano y goma, dispone de una interesante característica: la parte central es reemplazable. Sidi ha optado por esta configuración para poder cambiar esta zona de la suela una vez ésta se haya desgastado por el uso.

Así pues, con las Sidi Vortice tenemos unas botas que son muy cómodas para una conducción deportiva total, probada en competición, con materiales y detalles de primera calidad. Además de la versión estándar, SIDI también comercializa la versión “Air” o ventilada, ideal para épocas de mayor calor.

Compra las botas SIDI Vortice al mejor precio en nuestra tienda online


Compartir.